sábado, 2 de abril de 2011

Navegaciones. Compendio mínimo de sabiduría neoliberal

La religión ha muerto. La cultura ha muerto. El deporte ha muerto. El amor ha muerto. La política ha muerto. La información ha muerto. La única relación social que sobrevive es el comercio, y eso demuestra la validez del postulado sobre la supervivencia del más apto.

De la física

Premisa (A): Todo lo cuantificable es intercambiable.

Premisa (B): Cualquier fenómeno natural es susceptible de expresarse en números, dólares, euros o libras esterlinas.

Conclusión (C): Cuanto existe en el cosmos es intercambiable en el mercado.

Si Newton volviera a nacer, agregaría a sus leyes la de la expansión infinita de las corporaciones y eliminaría, de esa forma, el molesto horizonte de la entropía.

De la moral

El fin arruina los medios.

La ética es la madre de todas las derrotas.

La muerte del adversario es un derecho natural.

El bienestar ajeno es inaceptable, a menos que genere utilidades.

La dignidad es el lastre de la eficiencia.

La nuestra es una cruzada de los valores accionarios contra los valores morales.

La frase la vida humana no tiene precio es un sinsentido. Lo sabe perfectamente cualquier vendedor o agente de seguros que se gana la vida cotizando vidas ajenas.

Todos los medios son lícitos para acabar con tu enemigo, incluso la fusión con él.

Si no puedes contra el enemigo, únete a él y dota a tu división, empresa, institución o región del mundo, de un Código de Ética.

No te avergüences de nada más que de sentir vergüenza.

De la sociedad

La única organización Sin Fronteras realmente exitosa es el capital.

Debemos esforzarnos por propiciar la devastación social, porque es en los escenarios sociales más devastados donde se encuentran las mayores oportunidades de rentabilidad.

No menciones la identidad; lo correcto es imagen corporativa. No digas país, sino mercado. No hables de ciudadanos, sino de consumidores. Prefiere televidentes a feligreses. Di socios, no amigos.

De la política

Los países y las soberanías son inventos de adultos demagógicos para asustar a niños inversionistas que no quieren dormir.

Círculo virtuoso: acumular para adquirir poder, adquirir poder para acumular.

Antes un Estado padrote que un Estado paternalista.

Las fronteras deben ser benévolas con todas las cosas (especialmente si se trata de billetes, armas y drogas), e inexpugnables para los seres humanos que intentan cruzarlas, salvo cuando tengan por destino el mercado de esclavos o sean accionistas de éste.

Sólo hay dos clases legítimas de guerra: la preventiva y la humanitaria.

Para ingresar su clave de acceso a Forbes: exprésese contra los monopolios mientras conforma el suyo. Si no tiene éxito por la vía del mercado, inténtelo por medio de la legislación y las regulaciones gubernamentales amigables hacia su empresa.

El verbo gobernar es obsoleto. Utilícese, en cambio, concesionar.

De los afectos

Compra la simpatía, arrienda el amor, transfiere la envidia a una cuenta de terceros y endosa a otro nombre la factura del odio.

Si tu madre te dice que te quiere, exígele un fiador con bienes raíces que garantice la autenticidad de su aserto.

¿Para qué prodigarnos, si podemos vendernos?

La compasión es objeto de ahorro. Ostenta la tuya hacia quienes no la requieren y no la desperdicies en quienes necesitan de ella.

De Dios & Co.

Si el dinero confía en Dios, Dios tiene que confiar en el dinero.

En la época contemporánea, la Santísima Trinidad está compuesta por: Misión, Visión y Valores.

Espacio lúdico

Antepongan a las frases anteriores enunciados tales como postulado de Friedman, aforismo de Calderón, fórmula de Gurría, corolario de Bush, paradoja de Salinas, teorema de Ortiz, axioma de Zedillo, rebuzno de Fox, corolario de Menem, dilema de Sarkozy, “conclusión de Hayek, principio de Azcárraga, premisa de Gil Díaz, ley de Obama, etcétera.

Pedro Miguel
La Jornada.